logo

Prenzipal Adibir web Escribe-nos Rechistra-te Nobedaz
Informazión cheneral sobre l'Aragonés
(Dada a espezial intinzión dibulgadera d'ista sizión, o testo se mete en castellano)
Descripción gramatical sincrónica
Por Juan José Segura Malagón

El sintagma nominal


El núcleo del sintagma nominal

Género. En aragonés hay grupos de nombres que conservan el género que tenían en latín o en románico común. Por ejemplo, a diferencia de lo que sucede en castellano estándar moderno, la mayoría de los acabados en -or son femeninos: a calor, a pudor (=mal olor). Los adjetivos sustantivados mantienen la tendencia a distinguir género cuando etimológicamente no lo hacían.

Número. El plural se forma, normalmente, añadiendo -s al singular, tanto si éste acaba en vocal como en consonante: árbol, arbols; chen (=gente), chens; flor, flors /flós/; muller, mullers /mulés/. Si el singular termina en -s, -x, -z, -ch el plural se forma añadiendo -es (salvo algunas excepciones expuestas más adelante): peix, peixes; cruz, cruzes; mes, meses; reloch, reloches.

Algunos casos especiales: Si el singular acaba en -t el plural se forma con la terminación -z (pronunciada /q/) que proviene, evidentemente, de una terminación -ts: mozet, mozez. Si el singular acaba en -ero el plural lo hace en -ers /és/: compañero, compañers /compahés/. Algunas pocas palabras terminadas en -z o en -s pueden hacer el plural en -zos o -sos: troz, trozos; benasqués, benasquesos; compromís, compromisos.

Clases de nombres. La clasificación más importante es la que distingue entre nombres contables: cans (=perros) y no contables: augua (=agua). La distinción es fundamental pues influye en la forma de las estructuras partitivas y pseudopartitivas, y, además, algunos determinantes indefinidos sólo pueden actuar con unos o con otros.

Los determinantes del sintagma nominal

El artículo. Aunque existen otros sistemas de artículos en las hablas vivas daremos el más usado en la protokoiné:

masculino femenino
singular o a
plural os as

O can, a craba (=la cabra), os fillos, as claus, con formas asilábicas (l') en posición antevocálica: l'esmo (=la conciencia), l'onso (=el oso). Se pueden encontrar, tras vocal, las formas lo, la, los, las, realizadas fonéticamente [lo], [la], [los], [las] o bien [ro], [ra], [ros], [ras]. El artículo se suele contraer con diversas preposiciones: a clau d'a puerta, as carreras d'o lugar, me'n boi t'o güerto, a color d'as boiras.

El posesivo. Las formas átonas mi, tu se usan sólo con determinados nombres de parentescos: mi pai, tu mai, lo normal es la construcción con el artículo determinado y las formas tónicas: mío, mía, míos, mías; tuyo, tuya, tuyos, tuyas, ej: o mío can, a mía bida, os tuyos afers.

Para tercera persona predomina, en lugar de suyo, suya, suyos, suyas, las formas d'él, d'ella, d'ellos/d'els, d'ellas, pospuestas al nombre que permiten distinguir entre uno o varios poseedores. El género y número de la cosa poseida quedan determinados por el artículo, que va antepuesto: l'auto d'él, a casa d'ellos.

Los posesivos de 1ª y 2ª persona también pueden usarse pospuestos al nombre: o can mío. Cuando el posesivo se usa como atributo no lleva artículo: o can blanco yera mio. En este caso, para las personas 1ª y 2ª pueden usarse también las formas de yo, de tu: ixe libro ye de tu / ixe libro ye tuyo. Para la 3ª persona se usan en exclusiva las formas "perifrásticas" del posesivo (d'él, d'ella...): a mi pai le abré de tornar l'auto porque ye d'él.

Demostrativos. Existe una fuerte tendencia en aragonés a la reducción a 2 grados de proximidad (en los demostrativos y en los adverbios locativos). Con todo, aquí daremos los paradigmas de los tres grados:

1er. grado masculino femenino
singular iste/este ista/esta
plural istos/estos istas/estas


2º grado masculino femenino
singular ixe ixa
plural ixos ixas


3er. grado masculino femenino
singular aquel aquella
plural aquels/aquellos aquellas

El neutro ixo funciona como una proforma neutra equivalente al castellano ello en todas las funciones sintácticas, con y sin preposición. Además de este valor anafórico conserva su valor deíctico para referirse a entidades a la vista de ambos interlocutores. La forma isto sólo tiene caracter deíctico, no anafórico.

Indefinidos y cuantificadores. Nos limitaremos a listar algunos haciendo un breve cometario sintáctico.

Bel, bella, bels, bellas (=un, algún). Siempre como determinante de un núcleo nominal contable: tiengo bellas trunfas.
Belún, beluna, beluns, belunas. Como "pronombre" sustituyendo a un nombre contable: si tiens trunfas, da-me-ne belunas.
Muito (=mucho).  Como adverbio:  he minchau muito. Cuantificando adjetivos, también la forma apocopada mui: yes mui/muito templau.
Muito, muita. Como determinantes de nombres no contables: -He bebiu muita augua. -Yo tamién en he bebiu muita f.
Muitos, muitas. Como determinante de nombres contables: -En iste lugar bi ha muitas casas, -En o mío tamién bi'n ha muitas f.

Guaire. Se usa en lugar de muito en frases negativas, interrogativas, condicionales e interrogativas indirectas: -¿Has minchau guaire?, -Pues no, no guaire.
Guaires. Como determinante con nombres contables en los mismos tipos de frases que como adverbio: no puedo dar-te flors porque no en he crompau/crompadas guaires f.
Cualque, cualques. Como bel, bella, bels y bellas pero sin distinguir género: en cualques diyas mos n'iremos.

Cualsiquier (=cualquiera). Con nombres contables pero es invariable: aqui biene cualsiquier mesache encara que no siga d'o lugar.
Asabelo. Adverbio invariable.
Asabelo, asabela, asabelos, asabelas
. Como muito.
Pon (=nada). En sentido partitivo se usa como adverbio: no he treballau pon, y como determinante (generalmente de nombres no contables).
Mica, brenca. Como pon.
Garra. Igual que las anteriores pero con nombres contables.
Cosa/res (=nada). En sentido absoluto, no partitivo.

Tot. Como "pronombre", sin significado partitivo, tiene carácter neutro y normalmente aparece junto a otros pronombres neutros, tanto tónicos (ixo) como átonos (lo): lo he feito tot.
Tot, tota/toda. Con nombres no contables.
Toz, totas/todas. Con nombres contables. No entran -normalmente- en construcciones partitivas ni pseudopartitivas y, por tanto, no aparecen con el procomplemento en/ne.

Atro, atra, atro, atras. Con nombres contables. Pueden aparecer en estructuras correlativas del tipo: uno... un atro...; beluns... d'atros...
Otri. Pronombre referido a persona indeterminada (catalán "altri", francés "autrui") casi siempre con preposición: Ixo ye pior que treballar ta otri.
Prou (=bastante). "Adverbio": ya en he bisto prou
Prou. Determinante, con nombres no contables: no se si bi abrá prou (d')augua; de treballo, ya en tiengo prou f.
Prous. Lo mismo, con nombres contables: no sé si tendrás prous claus ta tantas puertas.

Los indefinidos (indefinidos propiamente dichos, cuantificadores indefinidos, numerales,...) constituyen una clase de palabras poco homogénea; Tal vez lo único que comparten -y no todos- es la posibilidad de aparecer junto con el procomplemento en/ne < INDE en estructuras positivas y pseudopartitivas.

Por otra parte, difieren según sus funciones sintácticas:
a) Determinantes de un núcleo nominal expreso (o elidido: f en los ejemplos).
b) "Pronombres" que constituyen por si mismos dicho núcleo.
c) "Adverbio", modificando a un verbo (o a un adjetivo o a otro adverbio).

En el caso de ser determinantes:
d) Si actúan con nombres contables o no.
e) Si pueden (o incluso si deben) formar sintagmas cuantificadores o estructuras pseudopartitivas con la preposición de.
Y por último, sin ser exhaustivos:
f) Si tienen o no polaridad negativa.

Numerales

1 uno 11 onze 21 bentiún 200 doszientos
2 dos 12 doze/dotze 22 bentidós 300 treszientos
3 tres 13 treze/tretze 30 trenta 400 cuatrozientos
4 cuatro 14 catorze 40 cuaranta 500 zincozientos
5 zinco 15 quinze 50 zincuanta 800 güeitozientos
6 seis 16 deziseis/setze 60 sisanta 900 nueuzientos
7 siet/siete 17 dezisiet 70 setanta 1000 mil
8 güeito 18 dezigüeito 80 güitanta
9 nueu 19 dezinueu 90 nobanta
10 diez 20 bente 100 zien


Los pronombres

Formas tónicas. Se usan, sin preposición, en función de sujeto y, seguidos de preposición, en otras funciones sintácticas: ha beniu con yo, isto ye ta tú.

1ª pers. singular yo
plural nusatros, nusatras
2ª pers. singular
plural busatros, busatras
3ª pers. singular él
plural ellos/els, ellas

Formas átonas. Procomplementos integrados como afijos al núcleo verbal. Haremos varios grupos:

a) Clíticos que pueden representar objetos directos (OD) y/o indirectos (OI), con exclusión de otras funciones sintácticas.

Objeto directo Objeto indirecto
1ª pers. singular me me
plural nos/mos nos/mos
2ª pers. singular te te
plural tos/bos tos/bos
3ª pers. singular el/lo la le/li
plural es/los las les/lis

Las formas el, es, propias de variedades orientales del aragonés, son sólo proclíticas; como formas enclíticas estas variedades usan las formas lo, los (que en el resto son tanto proclíticas como enclíticas, como todas las demás formas). En la tercera persona se utiliza como reflexivo el clítico se, sin distinción de género ni número.

b) "Reflexivos". Tienen la misma referencia que el sujeto: me (1ª pers.), te (2ª pers.), se (3ª pers.). Con verbos transitivos su función sintáctica puede ser:
-Objeto directo: Lois se ficó en a espelunga (sólo en estos usos se pueden considerar propiamente reflexivos.
-Dativo (beneficiario, dativo ético,...): Se minchará as trunfas encara que no le faigan guaire goyo.

Con verbos intransitivos no tienen una función sintáctica definida ("pseudoreflexivos"). En muchos casos la combinación verbo + pronombre está completamente lexicalizada: De tardis gosaba estar-se en casa d'él. O en los verbos pronominales "de movimiento": Ixos mesaches se'n irán luego d'astí.

Además el pronombre de 3ª persona (se) sirve para formar construcciones pasivas pronominales: en ista bal, agora se fan muitas casas nuebas; medio-pasivas: no lo dixes astí que se florirá; impersonales: ye muito fosco no se i beye mica.

c) El pronombre neutro de 3ª persona. El aragonés posee un pronombre neutro de 3ª persona lo < ILLUD (en aragonés benasqués hu/ue < HOC): Tot ixo que dizes ya lo sabeba.

d) Complementos pronominalo-adverbiales derivados de IBI e INDE. Pueden representar argumentos verbables con muy variadas funciones sintácticas, como se verá.

En/ne <INDE (también n'..., etc.). Principales funciones:
-Objeto directo "partitivo": No sé si tienen un fillo u en tienen dos; De bino, en bebo poco.
-Sujeto "partitivo" (sólo con verbos inacusativos): D'antis, mozez, no más en beniban dos u tres.
-Complemento preposicional o suplemento: -¿T'alcuerdas de Chuan?.-No, no me'n alcuerdo.
-Atributo: Yo soi rico pero tu no en yes.
-Complemento adverbial locativo de "lugar de dónde": Cuan tu ibas yo ya en torno.
-Con verbos pronominales "de movimiento": me'n boi ta casa.

Bi/i/ibi/ie <IBI (otros alomorfos b'..., etc.). Principales funciones:
-Complemeto adverbial locativo (de lugar en dónde, a dónde o por dónde): ¿En istas auguas tan foscas? ¡yo no me i meto!; Soi en casa mia ta quedar-me-ie.
-Complemento preposicional o suplemento (introducido por preposiciones distintas de de): Os mosens predican pero la chen no i creye; Dixe de soniar con María, ¡no fas que soniar-ie!.
-En formas impersonales del verbo aber (aber-bi / aber-ie): En iste lugar bi eba una ilesia prou polida.

e) Comentario al respecto de los pronombres: Obsérvese la complejidad del sistema de pronombres átonos de 3ª persona: dativos y acusativos no reflexivos, dativos y acusativos reflexivos, pseudoreflexivos sin función sintáctica clara, acusativos "neutros", derivados de IBI e INDE...

Combinaciones de pronombres átonos. Destacaremos las combinaciones de dos pronombres de 3ª persona no reflexivos (uno OI y el otro OD determinado). Se presentan dos posibles soluciones:

-Una más general, común a la mayoría de las variedades dialectales del aragonés y a su protokoiné: El pronombre OI se deja como está (li/le o lis/les) y el OD (lo, la, los, las) se sustituye por en/ne.
Da-le (o libro/ a clau/ os libros/ as claus) a o tuyo amigo => Da-le-ne / ya le'n daré maitín.
Da-les (o libro...) a os tuyos amigos => Da-les-ne / ya les ne daré maitín.

Obsérvese que el orden es el románico "moderno" (OI+OD)

-Otra restrigida a los dialectos de la Ribagorza media y baja: El OD queda tal cual y el OI se sustituye por i/ie: Dá-le el llibro al tuyo amigo = Da-lo-ie / ya lo i daré cuan pueda. El orden es el "arcaico" (OD+OI).

Por lo que se refiere a las combinaciones de dativos de 1ª o 2ª persona (me, te) con los acusativos de 3ª (el/lo, la, es/los, las) el orden habitual es OI+OD: Le demandé o libro pero no me lo dio.
En algún dialecto literario importante (cheso), en algunas hablas residuales y por algunos autores en la protokoiné se usa el orden OD+OI: Le demandé o libro pero no lo me dio.

<<entazaga                                                                                  entadebán>>

[Historia] [Situación actual] [Intro gramática] [Sintagma nominal]
[Sintagma adjetival]
[Sintagma verbal] [Sintaxis oracional] [Léxico] [Conclusiones]

Prenzipal Adibir web Escribe-nos Rechistra-te Qui somos
Diseño feito ta Internet Explorer y 800x600
© 2002-2010 Charrando.com

Rechistra-te:


Rechirar en Charrando.com



 


 
 Pachina empezipie
 Adibir en faboritos
 Recomienda-nos
 Escríbe-nos
 Qui somos