logo

Prenzipal Adibir web Escribe-nos Rechistra-te Nobedaz
Informazión cheneral sobre l'Aragonés
(Dada a espezial intinzión dibulgadera d'ista sizión, o testo se mete en castellano)
Descripción gramatical sincrónica
Por Juan José Segura Malagón

El sintagma adjetival


El núcleo adjetival

Sólo reseñaremos la tendencia de la lengua aragonesa a distinguir género en muchos adjetivos que no distinguían en latín: berde, berda; dolén, dolenta; triste, trista, etc.

Este fenómeno se extiende a adjetivos sustantivados e, incluso, a los relativos e interrogativos cual, cuala, cuals/cuales, cualas. No es ajena a esta tendencia la evolución sufrida por la expresión cuantificadora a saber-lo, que ha llegado a convertirse en un determinante cuantificador completamente gramaticalizado que distingue género y número: asabelos libros, asabelas claus.

Sustantivos cualificadores de persona

Un mecanismo muy productivo - y expresivo- de la lengua aragonesa para cualificar personas es la habilitación de sustantivos que pasan a funcionar casi como adjetivos: brozas, zaforas,...: iste ye encara más brozas que o suyo chirmán. Por lo que respecta a la concordancia en género y número, son independientes del nombre al que cualifican, existiendo una gran abundancia de ellos con forma invariable de femenino plural, aunque se apliquen a nombres masculinos o singulares.

La recategorización de estas palabras no ha llegado a ser completa, por ejemplo es difícil que aparezcan en estructuras atributivas "simples": ixe mesache ye *brozas.

Relativos y cláusulas de relativo

Qui. Se usa referido a personas:
a) En función de sujeto y sin antecedente: Qui quiera benir, que bienga.
b) En casos que exigen preposiciones: Isto ye ta qui lo quiera; No sé con qui biens.
Este relativo es invariable en género y número: istas mesachas con qui charrabas no me fan guaire goyo.

Que. Es el relativo de uso general en aragonés, es invariable, sin distiguir género, número ni caso. Las construcciones preposición + que / preposición + artículo + que no son genuinas del aragonés, que tiene una solución "panrománica" para estos casos:

Ye una casa que la espaldón de camín (el pronombre la recupera el caso acusativo del relativo que); Ye un ombre que le daban muitos diners (aquí el pronombre dativo le recupera el caso del relativo, que "debería" ser a qui); Ixe yera o libro que en charrabanos (el clítico en recupera la función de complemento preposicional que tiene en esta frase el relativo que; la construcción "canónica" sería íste yera o libro d'o cual charrábanos, ya se ha dicho que construcciones del tipo iste ye o libro d'o que..., y sobre todo, iste ye o libro de que..., no son genuinas); Yera una ilesia que se i feban prozesions (en lugar de, ... en a cual/cuala se feban... o en lugar de ... en a que se feban...).

Las construcciones equivalentes a las del castellano "cuyo" en las que el relativo tiene la función de complemento del nombre, también se resuelven de manera análoga: Una muller que os fillos yeran mui templaus, o bien con un posesivo: Una muller que os suyos fillos... Una forma más culta semejante a la medieval sería: Una muller, os fillos d'a cual...

En todas estas construcciones llamadas relativas "no canónicas" o analíticas, el relativo es invariable y actúa como una mera conjunción. Un pronombre (un clítico o un posesivo) llamado pronombre reasuntivo "recupera" las marcas de género y número y el caso o función sintáctica que desempeña el relativo.

Relativos compuestos:
O cual, os cuals/cuales
. Existe una tendencia a distinguir género, de forma que pueden considerarse genuinos y no simples vulgarismos las construcciones: A cuala, as cualas, sin sustituir por completo a a cual, as cuals. Ya se ha dicho que formas como o que, a que, etc., no parecen propias de la lengua aragonesa cuando se construyen con preposición. Por supuesto que sí lo es la forma del "neutro" o/lo que.

Interrogativos.
Los interrogativos usuales en aragonés son:
¿Qui?
¿Cual?, ¿Cuals/cuales?
(y ¿cuala?, ¿cualas?). Las formas femeninas en el interrogativo parecen más genuinas que en el relativo.

Adverbios relativos
El más importante es el adverbio locativo an que que sustituye habitualmente a construcciones "no genuinas" del tipo en o que, en a que, en os que, en as que: pasabanos por mons an que (i) crexeban fongos royiscos. Tamién se puede usar con preposición: de an que; per an que.

<<entazaga                                                                                  entadebán>>

[Historia] [Situación actual] [Intro gramática] [Sintagma nominal]
[Sintagma adjetival]
[Sintagma verbal] [Sintaxis oracional] [Léxico] [Conclusiones]

Prenzipal Adibir web Escribe-nos Rechistra-te Qui somos
Diseño feito ta Internet Explorer y 800x600
© 2002-2010 Charrando.com

Rechistra-te:


Rechirar en Charrando.com



 


 
 Pachina empezipie
 Adibir en faboritos
 Recomienda-nos
 Escríbe-nos
 Qui somos